lunes

Retazo Nocturno

Quisiera buscar canciones que me inspiren y me ayuden a descubrir todo eso que en el fondo de mi corazón se guarda. Quisiera detener un poco el tiempo para pensar mejor las cosas y eso me ayude a tomar decisiones acertadas, luego recuerdo que me gustan los riesgos, las aventuras, las sorpresas; entonces ya sé porque no pienso tanto... Quisiera gritarle al mundo cada cosa que siento, involucrar a la gente en mis sentimientos que vivan en carne propia lo que hay dentro, luego recuerdo que todos somos distintos, que posiblemente lo que me llena y me mueve es nada para otros o viceversa... Quisiera correr hasta que el cuerpo me duela sin ánimos de quedar tirada en el piso, pero si con el suficiente cansancio como para decir voy por más, al mismo tiempo me digo es que acaso no corres todos los días en búsqueda de una vida que no sabes dónde está, pero si que existe. Escucho a lo lejos las notas de un piano y un violín que entrelazan melodías mostrándonos como dos diferentes pueden convertirse en uno; ese uno que son dos pero que sin darse cuenta entendieron que la vida se complementa desde lo profundo, efímero y quizás utópico. Cierro los ojos imaginando cada cosa, lugar y persona que pudiese sentir lo mismo que siento ahora y eso me convence a que jamás debemos limitarnos, pues los humanos nacimos para convivir inclusive a través de las letras, las mismas que ahora lees, las mismas que ahora escribo...

No hay comentarios:

No hay una formula específica para escribir, todos somos artistas de cada cosa que hacemos. Vivimos día a día en constante cambio; pero sobre todo en aprendizaje. Este pequeño blog quiere formar parte de ti... Sumérgete en mis letras y disfruta de cada una de sus líneas.